Aumentan en California los casos de ‘RSV’, una enfermedad respiratoria que puede ser peligrosa para los bebés

Algunos hospitales infantiles de California se están viendo sumamente ocupados por una oleada de RSV, una enfermedad respiratoria que puede hacer que los bebés tengan dificultades para respirar.

Al menos tres de los principales hospitales infantiles dicen que han experimentado cierta tensión o sobrecarga de sus recursos a causa del RSV. La enfermedad suele alcanzar su punto álgido en invierno, y los médicos dicen que es inusual que haya niveles tan altos en octubre.

El aumento del RSV, que significa virus respiratorio sincitial, se produce en medio de un aumento de otras enfermedades respiratorias en California, incluida la gripe.

“Este aumento del RSV y de otras enfermedades respiratorias ha puesto a prueba nuestra capacidad en el servicio de urgencias”, dijo el Dr. James Stein, director médico del Hospital Infantil de Los Ángeles, en una declaración a The Times.

En la última semana, en el Hospital Infantil Rady de San Diego, casi 200 niños dieron positivo en la prueba del RSV. Eso es casi el doble de lo que se vería durante una semana típica de invierno.

“Los expertos sanitarios están preocupados por la confluencia del RSV, la gripe y el COVID-19 a medida que nos adentramos en el invierno. La superposición de estos tres virus, así como de otros, es definitivamente una gran preocupación para los próximos meses”, dijo en un comunicado la Dra. Priya Soni, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Cedars-Sinai.

El Dr. Ira Wardono, hospitalista pediátrico del Providence Cedars-Sinai Tarzana Medical Center, añadió que “ya estamos viendo pacientes que dan positivo a más de un virus”.

“Nos preocupa que los pacientes obstruyan el servicio de urgencias, así como las camas de hospitalización”, dijo Wardono. “Algo que pueden hacer los padres es asegurarse de que sus hijos se vacunen contra la gripe y reciban el refuerzo de COVID-19 cuando corresponda”.

El RSV no suele recibir mucha atención, pero este año está afectando a muchas partes del país con especial dureza, posiblemente porque la transmisión del RSV ha estado relativamente inactiva durante los dos últimos años, y hay muchos niños pequeños que tienen poca inmunidad al virus.

“En los últimos años, el COVID -como presencia dominante- ha desplazado básicamente al resto de la actividad vírica, incluida la gripe y el … RSV”, dijo la Dra. Nancy Gin, directora médica regional de Kaiser Permanente en el sur de California. “Pero este año estamos viendo tanto la presencia del RSV como una mayor presencia de la gripe”.

“Estamos viendo el aumento de tres virus respiratorios, todos ellos subiendo al mismo tiempo – eso es preocupante”, dijo el Dr. Ashish Jha, coordinador de la respuesta a COVID-19 de la Casa Blanca, refiriéndose al RSV, COVID-19 y la gripe.

La buena noticia, añadió el martes, “es que para dos de los tres tenemos vacunas que son muy eficaces para prevenir enfermedades graves: COVID y la gripe”.

Poner a los más jóvenes esas vacunas “elimina dos de los tres problemas”, dijo durante una sesión informativa.

Las personas con mayor riesgo son los bebés menores de 12 meses, especialmente los de menos de 6 meses, los prematuros, los bebés con enfermedades cardíacas subyacentes o problemas pulmonares crónicos, y los niños con sistemas inmunitarios debilitados. Las personas mayores también están en riesgo.

Se calcula que cada año unos 58.000 niños menores de 5 años son hospitalizados por el RSV, lo que provoca entre 100 y 500 muertes. Entre los mayores de 65 años, se estima que 177.000 son hospitalizados cada año, con 14.000 muertes.

Para ayudar a los niños a evitar el riesgo de infección, el Dr. Alan Schroeder, un médico de cuidados críticos pediátricos en el Hospital Infantil Lucile Packard de Stanford, dijo que los padres deben “tratar de hacer todo lo posible para no reunirse con las familias u otros niños que están activamente enfermos”.

También es posible que deban mantener a los niños mayores y enfermos lejos del bebé, dijo la Dra. Daisy Dodd, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de Kaiser en el Condado de Orange.

Algunas familias con recién nacidos pueden incluso limitar el contacto con el bebé durante los momentos de mayor transmisión viral. Asegurarse de que las visitas y los miembros de la familia se laven las manos antes de interactuar con el bebé también es una buena medida, según Dodd.

El RSV puede propagarse por el aire y vivir en la superficie, dijo el Dr. Christopher Vlasses, hospitalista pediátrico del Hospital Infantil Benioff de Oakland de la UC San Francisco.

 “En este momento no tenemos una vacuna para el RSV “, dijo Vlasses. “Pero sí tenemos vacunas para otros virus que causan el mismo tipo de enfermedad y que pueden ser perjudiciales para los niños. Las vacunas son una cosa realmente poderosa que podemos hacer como comunidad mientras nos adentramos en lo que creo que va a ser un largo año de enfermedades respiratorias”.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »