Así puedes ayudar a los niños a mejorar su estado de ánimo, si la pandemia ya les está afectando

En México se cumplió un año sin clases presenciales. Los niños han perdido la conexión con sus amigos, han dejado de hacer deporte, incluso han perdido la estructura de una rutina diaria.

¿Cómo mantener el ánimo si todo lo que era parte de nuestra rutina diaria se terminó? La Academia Americana de Pediatría asegura que sentirse conectado a las personas y al mundo que nos rodea es parte fundamental de una buena salud mental.

Por eso, ofrece algunas recomendaciones para ayudar a levantar el ánimo de todos los integrantes de la familia, sobre todo los niños, en medio de la pandemia.

1. Tomar un poco de sol

La luz del sol puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, establece Kathi Kemper, profesora de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad del Estado de Ohio.

Recomienda pasar entre 30 y 60 minutos al día al aire libre con sus hijos y otros miembros de su familia, siempre que sea posible.

2. Duerman bien

Es importante mantener las rutinas de la hora de ir a la cama para que puedan dormir lo suficiente cada noche.

Algunas formas de promover la relajación y una buena noche de sueño son:

  • Una ducha antes de ir a la cama.
  • Un cuento, una canción o música relajante.
  • Un masaje en la espalda, en las manos o en los pies.
  • Una habitación fresca y oscura.
  • Usar la cama solo para dormir (no para usar el teléfono, mirar la televisión, trabajar ni hacer la tarea).

3. Todos necesitamos hablar

La situación de confinamiento nos tiene a todos muy afectados, pero hablar siempre será una buena idea.

Conversa regularmente con los niños y adolescentes y aprende a escuchar. Como adultos también requerimos comentarle a un amigo o familiar cómo nos sentimos, las preocupaciones.

Utiliza la tecnología para poder tener estas pláticas, ya sea videollamada o por teléfono.

4. Comer bien, es fundamental

Incluir alimentos ricos en proteínas en el desayuno y el almuerzo, ayudará a mantener estable los niveles de azúcar en la sangre y le dan al cerebro el combustible que necesita.

De ser posible, recomienda Kathi Kemper:

  • Consuman alimentos ricos en ácidos grasos omega-3. Entre las fuentes se incluyen el pescado (salmón, sardinas, caballa, arenque), vegetales (semillas de lino y chía, verduras de hoja verde, judías, frijoles pintos, brotes de soja, nueces, tofu) y ciertos aceites (canola, soja, nuez). Las investigaciones sugieren que una dieta rica en ácidos grasos omega-3 puede ayudar a mantener un buen ánimo.
  • Elige abundantes verduras, frutas y granos integrales. Contienen vitaminas, fibra y minerales que tu cerebro necesita.
  • Limita la comida chatarra y la comida rápida. Suelen estar llenas de grasa, colesterol, sal y azúcares agregados, que pueden causar altibajos de energía que nos dejan irritables.

5. Apuesta a la gratitud

La investigación demuestra que expresar gratitud regularmente ayuda a mejorar la felicidad en general, y conduce a índices de estrés y depresión más bajos.

Ayuda a tu hijo a anotar al menos tres personas, lugares, eventos o cosas cada día que lo hagan sentirse agradecido.

6. Ponte en movimiento

Ayuda a tus niños a hacer ejercicio  o a jugar tan intensamente que transpiren todos los días, será una gran forma de que vean con otros ojos la pandemia. Cuando hacemos ejercicio, nuestros cuerpos liberan sustancias químicas que pueden ayudar a mejorar el ánimo.

Recuerda elegir actividades que les permita mantenerse al menos a 2 metros de distancia de la gente ajena a su núcleo familiar. Además, intenta evitar cosas que impliquen compartir elementos tales como pelotas, bates y juguetes para el patio de juegos.

7. Ayudar a otros, te ayuda a ti mismo

Ayudar a los demás nos hace sentir mejor con nosotros mismos. Puede ser tan sencillo como llamar a un vecino o a un familiar que esté solo en casa o dejar una nota de agradecimiento para las personas que reparten el correo.

Ayuda a tus hijos a pensar en al menos un acto de bondad por día.

8. Administra el tiempo frente a la pantalla

Haz un plan de consumo mediático de la familia y limite la exposición de su familia a la televisión y a la publicidad por internet que sugieren que comprar cosas hace feliz a las personas. Esto ayudará a limitar los mensajes falsos o irreales sobre la felicidad.

También te ayudará a exponer menos a tu familia a noticias perturbadoras. Trata en cambio de: leer, jugar a las cartas o juegos de mesa con toda la familia, armar un rompecabezas en familia, tocar música o cantar juntos, hacer un video para compartir, cocinar juntos o salir a dar un paseo en familia a pie o en bicicleta, sobre todo los niños lo agradecerán y será más llevadera la pandemia.

9. Cuidar el estrés

Pasar tiempo en la naturaleza puede ayudar. Hay aplicaciones para teléfonos celulares muy útiles que nos recuerdan respirar hondo y otros consejos para relajarnos.

10. ¿Qué hacer si el ánimo de tu hijo no mejora?

A veces, este tipo de medidas no son suficientes para mejorar el ánimo de tu hijo o reducir su ansiedad. Asegúrate de comunicarte con su pediatra si te preocupa que tu hijo esté teniendo problemas de estrés o ansiedad o si te preocupa que pueda lastimarse o lastimar a otra persona.

El pediatra también puede ayudar a determinar si hay alguna enfermedad o algún medicamento que pudiera estar causando problemas de estado de ánimo. También puede hacer referidos a otros profesionales de la salud como, por ejemplo, un psicólogo, un psiquiatra o un trabajador social.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

No event found!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit