Osteoporosis, enfermedad silenciosa que afecta 10 millones de mexicanos

Osteoporosis, padecimiento que de acuerdo con la Secretaría de Salud afecta a 1 de cada 3 mujeres y a 1 de cada 5 hombres de más de 50 años en nuestro país;

La osteoporosis es una de las enfermedades crónicas más comunes y se estima que en México haya más de 10 millones de personas con este padecimiento; la osteoporosis provoca que los huesos de una persona se tornen porosos y frágiles, lo que aumenta en gran medida el riesgo de sufrir una fractura.

Los huesos se encuentran renovándose continuamente, es decir, se desarrollan huesos nuevos y se descomponen los huesos viejos; pero este proceso se ralentiza después de los 20 años y la mayoría de las personas alcanzan su masa ósea máxima a la edad de 30, sin embargo, al pasar del tiempo, la masa ósea se pierde más rápido de lo que se crea.

Por ello, esta enfermedad es mucho más común en personas de más de 50 años, siendo las mujeres postmenopáusicas las que corren mayor riesgo de padecerla. Además de la edad, existen otros factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer osteoporosis como: problemas de tiroides, desajustes hormonales, bajo consumo de calcio, uso prolongado de medicamentos corticoesteroides, estilo de vida sedentario, consumo excesivo de alcohol y tabaquismo.

Los signos y síntomas de este padecimiento incluyen: dolor en la espalda – provocado por una vértebra fracturada o aplastada –, pérdida de estatura, postura encorvada y huesos que se rompen mucho más fácil de lo común.

De acuerdo con la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés), en el mundo, cada 3 segundos, se presenta una factura por osteoporosis , lo que implica un gran impacto a la economía y dinámica familiar, pues el 33 % de los afectados se vuelve totalmente dependiente de sus familiares o cuidadores ; además, los pacientes con este tipo de fractura enfrentan un riesgo relativo incrementado de sufrir una segunda fractura durante el siguiente año del 86 %.

Las fracturas por osteoporosis se presentan por lo general en las muñecas, la columna lumbar y la cadera, el 75% de éstas son reportadas en mujeres de más de 50 años , y se estima que 1 de cada 12 en este grupo de edad sufrirá una fractura de cadera y aproximadamente el 31% de ellas morirá en el plazo de un año mientras que el 40% terminará sin poder caminar de manera independiente.

“Por ello es tan importante contar con un diagnóstico certero y oportuno a través de una prueba 100% indolora llamada densitometría ósea. Esta prueba hace un escaneo de los huesos para conocer su densidad mineral ósea y así establecer si están o no sanos”

Para el año 2050, se espera la duplicación de los casos en la población mundial.

 Un estudio mundial indica que las fracturas de cadera causadas por la osteoporosis están por convertirse en uno de los problemas más severos en materia de salud pública, a medida que vamos teniendo una población más envejecida.

Así lo indica la investigación de la Universidad de Hong Kong. El estudio analizó datos en 19 países en pacientes mayores de 50 años que sufrieron fracturas de cadera entre 2005 y 2018 y encontró que en 2050, los casos se duplicarán a nivel mundial comparados con 2018, con un mayor aumento en los hombres que en las mujeres.

Entre 25 y 30% de los fracturados de cadera mueren un año después de la fractura.

Si miramos a las Américas, solo en México se proyecta que para 2050 podrían registrarse unas 230.000 fracturas de cadera, indicio de que una persona puede tener osteoporosis, de acuerdo con otro reciente estudio.

“La osteoporosis no duele, no da síntomas. Por eso, la gente no siente que el calcio va saliendo de los huesos, que el esqueleto se está volviendo menos competente”, dijo la mexicana Patricia Clark, experta en osteoporosis. 

La fractura de cadera es el primer síntoma de que alguien tuvo osteoporosis. Si bien comienza a verse a partir de los 50 años, “su pico de presentación es a los 70”, explicó Clark. La densitometría y el Frax son las dos técnicas utilizadas por los profesionales médicos para su detección.

“¿Cuáles son los datos que deberían servir como alerta? Por ejemplo, que a partir de los 50 años empezamos a perder hueso, y por la joroba, una cifosis característica de la enfermedad. Pero para entonces ya está muy avanzado, la paciente ya tuvo fractura de sus vértebras”, agregó la especialista.

Para evitar estos daños, la especialista mexicana habla de una “prevención de salud ósea en todo el ciclo de la vida”, y no esperar a la adultez para asumir los cuidados.

El ejercicio y la alimentación saludable, reforzando principalmente el consumo de alimentos con calcio y vitamina D, son claves en este sentido, concluyó la especialista.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »