9 maneras sencillas y fáciles de ayudar a los polinizadores

Los polinizadores están en peligro y se enfrentan a muchas amenazas, como la pérdida de hábitat, la degradación de las tierras y el uso de pesticidas.

Cualquier persona – individuos, comunidades, gobiernos y el sector privado –puede ayudar a proteger, restaurar y celebrar a los polinizadores que mantienen sano nuestro planeta polinizando las plantas de las que dependemos para alimentarnos.

Cada acción cuenta, ya sea sembrando un jardín para polinizadores o simplemente compartiendo su aprecio por los polinizadores. Aquí tienes nueve maneras de ayudar a los polinizadores y apoyar los esfuerzos de conservación.

  1. Siembra para polinizadores

Los polinizadores se desplazan de una planta a otra con el fin de alimentarse. Ayuda esta actividad mediante la siembra de una variedad de plantas nativas con floración que produzcan brotes desde la primavera hasta el otoño; de esta forma, aves, murciélagos, mariposas, abejas y otros insectos podrán obtener el alimento que necesitan para sobrevivir durante todo el año. Si no tienes jardín, utiliza el alféizar de la ventana o el balcón: ¡todas las plantas cuentan! También puedes contribuir a la alimentación de los polinizadores cuidando las plantas nativas que ya crecen en tu jardín. Cuando realices tareas de jardinería, elimina las plantas invasoras y ten cuidado de no matar plantas polinizadoras importantes que suelen confundirse con “malas hierbas”, como el trébol. Si observas zonas pobladas de flores, ¡eso es bueno!

  1. Evita el uso de plaguicidas que perjudican a los polinizadores y a las plantas de las que dependen

Dependemos de insectos como las abejas, polillas y escarabajos para que polinicen las flores de nuestro jardín y los árboles frutales; sin ellos, nuestros jardines no gozarían de buena salud. Aunque pueda ser una opción cómoda, evita los pesticidas químicos, sobre todo los herbicidas e insecticidas, como es el caso de los aerosoles contra mosquitos. En su lugar, prueba a utilizar productos orgánicos disuasorios. Obtén más información respecto de las prácticas que conviene o no implementar en tu jardín.

  1. Elige alimentos de producción sustentable siempre que sea posible

La producción sustentable de alimentos disminuye el daño al medio ambiente, lo cual se traduce en una reducción de los riesgos para los polinizadores al proporcionarles un entorno más saludable a través de la rotación de cultivos para mantener un suelo sano, una menor exposición a productos químicos y la protección del hábitat nativo. Tanto si compras a granjas pequeñas y respetuosas de los polinizadores en tu mercado agrícola local como si lo haces en un supermercado con opciones de alimentos sin pesticidas, apoya a los agricultores que mantienen a salvo a nuestros polinizadores. Mejor aún, si no tienes inconveniente en ensuciarte las manos, ¡intenta cultivar tus propios alimentos!

  1. Participa en actividades de ciencia comunitaria por medio de la observación rutinaria de polinizadores

Dedica un minuto al aire libre —ya sea en tu jardín o en el parque— y observa los pequeños signos de vida que te rodean. Es muy probable que te cruces con alguna de las hermosas y fascinantes criaturas que habitan a nuestro alrededor: los polinizadores. La documentación de especies de plantas y polinizadores en nuestros hábitats puede aportar datos valiosos sobre polinizadores amenazados y ayudarnos a comprender mejor cómo ayudarlos. Para empezar, descarga aplicaciones relacionadas con la naturaleza como iNaturalist o eButterfly, que permiten a personas de todas las edades aprender sobre los polinizadores esenciales de América del Norte y realizar un registro de su investigación con tan sólo tomar una fotografía. Asimismo, puedes buscar un grupo local de observadores de la naturaleza para que juntos recopilen datos en espacios al aire libre de tu localidad.

  1. No tengas miedo de los polinizadores, déjalos tranquilos

Por más que no resulte ideal que una fastidiosa abeja perturbe un picnic de verano, hay que pensárselo dos veces antes de espantar a ese tipo de insectos: ¡los necesitamos! Si encuentras polinizadores nativos en tu jardín y té preocupa que te piquen, mantén la calma, muévete despacio y dales el espacio que necesitan para polinizar, manteniéndose al menos a tres metros de sus nidos. La mayoría de las abejas sólo pican cuando se las altera o se las pisa, así que ¡cuidado! Aprende más consejos de seguridad y a reducir tu ansiedad ante los insectos.

  1. Limita algunas tareas de temporada y “dejar las hojas”

La vida de un gran número de polinizadores depende de las hojas y otro tipo de vegetación en descomposición, sobre todo en los meses fríos de invierno. En lugar de rastrillar y embolsar hojas y arrancar tallos de plantas y otros arbustos al final de la temporada de crecimiento, deja un poco de naturaleza en tu jardín y césped para que los polinizadores tengan un lugar al que llamar hogar.

  1. Corta el césped con menos frecuencia o sencillamente deja de cortarlo

El césped perfecto y cuidado quedó en el pasado. Para los polinizadores, un césped cuidado es un páramo destruido sin alimento ni hábitat. De hecho, los investigadores han descubierto que un pequeño cambio, como cortar el césped cada dos semanas en lugar de cada semana, ¡aumenta la presencia de abejas en casi 30 por ciento!

Para mantener la prosperidad de estas criaturas tan importantes, intenta cortar el césped con menos frecuencia o incluso sustituirlo por plantas y flores nativas. ¡Los polinizadores agradecerán cada trozo de césped natural!

  1. Proporciona un hogar a las abejas nativas con la construcción o el suministro de una caja para polinizadores

Si das un paseo por el jardín observarás la presencia de polinizadores en más puntos de los que imaginas. En América del Norte habitan unas 4,000 especies de abejas, la mayoría de las cuales viven en solitario y no disponen de colmenas. Con el declive de los polinizadores debido a la pérdida de hábitat y otras amenazas, instalar en tu jardín una casa para polinizadores puede ayudar a los que nidifican en solitario proporcionándoles un hogar acogedor durante el invierno. Adquiere una caja para polinizadores en una tienda cercana o aprende a construir un refugio seguro para abejas nativas.

  1. Descubre todas las razones para admirar a los polinizadores y difundir entre tu familia y amigos la mejor manera de protegerlos

Los polinizadores, como las abejas nativas, mariposas, pájaros, murciélagos y otras especies, trabajan duro para prestar servicios vitales que a menudo pasan desapercibidos. Una de las mayores amenazas para ellos es la falta de concienciación sobre lo importantes que son para la vida en la Tierra. Contribuye a educar a los demás acerca de la importancia de estos héroes olvidados y promueve acciones —desde la jardinería respetuosa de los polinizadores hasta la simple publicación en redes sociales de la foto de un polinizador en el jardín— que ayudarán a proteger a estos insectos, mejorar sus hábitats y aumentar su abundancia y diversidad.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »