¿Cuál de nuestros órganos fallará primero?

  • Uno de cada cinco adultos de 50 años o más tienen un órgano con ritmo de envejecimiento muy avanzado
  • Cuáles son las consecuencias de que un órgano envejezca de una forma más acelerada
  • El ranking altruista que lidera España: de cada cuatro donantes de órganos en Europa, uno es español

Se ha demostrado a través de un estudio que los órganos del cuerpo envejecen a ritmos diferentes. Según la investigación elaborada por la Universidad de Stanford (EE.UU.), uno de cada cinco adultos de 50 años o más razonablemente sanos, tiene al menos un órgano con un ritmo de envejecimiento muy avanzado.

Se puede saber el envejecimiento de nuestros órganos con un análisis de sangre y así cuidarlo antes de que empiece a mostrar síntomas. El autor del estudio, el doctor Tony Wyss-Coray, ha explicado: “Podemos estimar la edad biológica de un órgano en una persona aparentemente sana. Eso, a su vez, predice el riesgo de una persona de sufrir enfermedades relacionadas con ese órgano”.

Se ha estudiado mucho entre la diferencia entre la edad biológica, la edad que marca nuestro organismo, con la edad cronológica, el número real de años que han pasado desde el nacimiento de una persona. Pero en este estudio han dado un paso más y han obtenido cifras diferentes para cada uno de los 11 órganos, sistemas de órganos o tejidos clave: corazón, grasa, pulmón, sistema inmunitario, riñón, hígado, músculo, páncreas, cerebro, vasculatura e intestino.

El 18,4% de los mayores de 50 años tenían al menos un órgano que envejecía más rápido que la media

El experto comenta: “Cuando comparamos la edad biológica de cada uno de estos órganos en cada individuo con sus homólogos entre un gran grupo de personas sin enfermedades graves evidentes, descubrimos que el 18,4% de los mayores de 50 años tenían al menos un órgano que envejecía significativamente más rápido que la media. Y descubrimos que estas personas corren un mayor riesgo de sufrir enfermedades en ese órgano concreto en los próximos 15 años”.

En el estudio se analizó a 5.678 personas y solo una de cada 60 tenía dos órganos que envejecían a esa velocidad. Aunque “tenían 6,5 veces más riesgo de mortalidad que alguien sin ningún órgano pronunciadamente envejecido”, según Wyss-Coray. Empezaron comprobando los niveles de casi 5.000 proteínas en la sangre de casi 1.400 personas sanas de edades comprendidas entre los 20 y los 90 años.

Con esas proteínas identificadas, se centraron en los 11 órganos que habían seleccionado y midieron los niveles de proteínas específicas de cada órgano en la sangre de cada individuo. Los órganos de las personas tienen cierta sincronía, pero cada uno de ellos sigue su propio ritmo a la hora de envejecer.

En la investigación se descubrió que los desfases de edad (diferencia entre la edad real de un órgano y su edad estimada a partir de cálculos basados en proteínas) en 10 de los 11 órganos estudiados (menos el intestino) se vinculaban con un futuro riesgo de muerte por todas las causas a lo largo de 15 años de seguimiento.

Qué pasa si un órgano envejece a un ritmo acelerado

Si hay un órgano con un envejecimiento acelerado supone un riesgo de mortalidad entre un 15% y un 50% mayor en los 15 años siguientes, dependiendo del órgano afectado. Por ejemplo, las personas con un envejecimiento cardíaco acelerado tenían un riesgo de insuficiencia cardíaca 2,5 veces mayor que las personas con un envejecimiento cardíaco normal.

Los cerebros con peor envejecimiento, tenían 1,8 veces más posibilidades de sufrir un deterioro cognitivo en cinco años con respecto a los cerebros con una edad biológica joven. Se asoció el envejecimiento del cerebro con el riesgo de progresión del Alzheimer. Se vinculó el envejecimiento renal con la hipertensión y la diabetes.

En conclusión, el doctor Wiss-Coray comentó: “Si podemos reproducir este hallazgo en 50.000 o 100.000 individuos, significará que, controlando la salud de órganos individuales en personas aparentemente sanas, podremos encontrar órganos que estén sufriendo un envejecimiento acelerado en el cuerpo de las personas, y podremos tratarlas antes de que enfermen”.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »