Disfunción eréctil y diabetes: Toma el control hoy

La disfunción eréctil es un problema común para los hombres que tienen diabetes, pero no es inevitable. Considera estrategias de prevención, opciones de tratamiento y más.

Los problemas de erección, que también se denominan disfunción eréctil, son comunes en los hombres con diabetes, especialmente en aquellos con diabetes tipo 2. Los niveles elevados de glucosa en la sangre durante un período prolongado pueden dañar los nervios y los vasos sanguíneos. Estos daños causan problemas para desarrollar o mantener una erección que sea lo suficientemente firme para la actividad sexual.

La presión arterial alta y las enfermedades cardíacas también pueden provocar disfunción eréctil. Estas afecciones son comunes en los hombres con diabetes. Si bien la edad puede contribuir a la disfunción eréctil, esta suele ocurrir a una edad temprana en los hombres con diabetes. Los hombres podrían detectar problemas de erección antes de recibir un diagnóstico de diabetes o enfermedad cardíaca.

La vida con disfunción eréctil puede ser un verdadero desafío. Tú y tu pareja pueden sentirse angustiados o defraudados. Pero la disfunción eréctil se puede tratar. Toma medidas y vuelve a encarrilar tu vida sexual.

Habla con un especialista

Muchos hombres no desean hablar sobre la disfunción eréctil, ni siquiera con un proveedor de atención médica. Pero no debes sentir vergüenza. Busca ayuda. Una breve conversación puede hacer una gran diferencia. Tecontamos lo que puedeshacer:

  • Habla con el proveedor de atención médica sobre lo que está sucediendo.Analizará la situación de tu salud en su totalidad. Podrías informarte sobre las enfermedades, los niveles de testosterona o los medicamentos que causan la disfunción eréctil. Un proveedor de atención médica te dará información e ideas para el tratamiento.
  • Pregunta cómo puedes controlar mejor tu diabetes.Mejorar tus niveles de glucosa en la sangre puede ayudarte a proteger los nervios y vasos sanguíneos. Cuando estos se dañan, causan la disfunción eréctil. Te sentirás mejor en general y mejorarás tu calidad de vida. Pregúntale al proveedor de atención médica si estás haciendo lo correcto para controlar la diabetes.
  • Pregunta acerca de otros problemas de salud.Es común que los hombres con diabetes tengan otras afecciones crónicas. Algunas pueden causar o empeorar la disfunción eréctil. Colabora con el proveedor de atención médica para controlar otros problemas de salud.
  • Controla tus medicamentos.Consulta con tu médico sobre los medicamentos. Estos podrían ser la causa de los problemas de erección. Se sabe que algunos medicamentos, como los que se usan para tratar la depresión o la presión arterial alta, provocan disfunción eréctil. Cambiartusmedicamentospodríaayudar.
  • Busca asesoramiento psicológico.La ansiedad y el estrés pueden empeorar la disfunción eréctil, y esta puede generar presión tanto en ti como en tu pareja. Un psicólogo, un consejero u otro proveedor de atención para la salud mental pueden ayudarte a ti y a tu pareja a manejar la situación.

Considera tus opciones de tratamiento

Existen muchos tratamientos para la disfunción eréctil. Consulta al proveedor de atención médica si alguna de estas opciones podría ser beneficiosa para ti:

  • Medicamentos orales.Los medicamentos para la disfunción eréctil incluyen sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis, Adcirca), vardenafil o avanafil (Stendra). Los medicamentos orales son píldoras que se toman por boca. Estas píldoras pueden ayudar a facilitar el flujo sanguíneo al pene, lo que hace que sea más fácil lograr y mantener una erección. Consulta con el médico para ver si alguno de estos medicamentos es una opción segura para ti.
  • Otros medicamentos.Si las píldoras no son una buena opción para ti, el proveedor de atención médica podría recomendarte un supositorio pequeño. Este se inserta en la punta del pene antes de tener relaciones sexuales. Otra posibilidad es un medicamento que se inyecta en la base o en un costado del pene. Al igual que los medicamentos orales, estos aumentan el flujo sanguíneo que te ayuda a lograr y mantener una erección.
  • Dispositivo de erección al vacío.Este dispositivo, también llamado bomba de pene o bomba de vacío, es un cilindro hueco que se coloca sobre el pene. Utiliza una bomba para llevar sangre al pene y crear una erección.

Luego, se coloca una banda en la base del pene para mantener la erección después de que se retira el cilindro. Este dispositivo manual o a batería es de bajo riesgo y fácil de usar.

Si una bomba de pene es una buena opción para ti, el proveedor de atención médica podría recetarte un modelo específico. De esa manera, puedes asegurarte de que se adapta a tus necesidades y es un dispositivo de calidad.

  • Implantes penianos.Si los medicamentos o la bomba de pene no funcionan, un implante quirúrgico podría ser una opción. Los implantes penianos semirrígidos o inflables son una opción segura y eficaz para muchos hombres con disfunción eréctil.

Haz buenas elecciones de estilo de vida

En lo que respecta a tu salud, unos pocos cambios pueden marcar una gran diferencia. Prueba estos consejos para mejorar tu salud en general y tu disfunción eréctil:

  • Deja de fumar.Fumar y otros consumos de tabaco estrechan los vasos sanguíneos. Por lo tanto, llega menos sangre al pene. Además, fumar reduce los niveles de óxido nítrico del organismo. El óxido nítrico envía señales al cuerpo para que la sangre fluya hacia el pene. Menos óxido nítrico significa menos flujo sanguíneo. Un menor flujo sanguíneo puede causar o empeorar la disfunción eréctil.

Si intentaste dejar de fumar por tu cuenta pero no lo lograste, no te rindas. Pide ayuda. Hay muchas formas de ayudarte a que dejes de fumar, incluso con medicamentos.

  • Piensa en lo que comes.No existe un plan de alimentación único para todas las personas con diabetes, pero un proveedor de atención médica puede ofrecerte la combinación adecuada de carbohidratos, proteínas y grasas para tu salud y puede decirte qué tipo de alimentos son mejores para ti.
  • Pierde el exceso de peso.El sobrepeso puede causar o empeorar la disfunción eréctil.
  • Muévete.El ejercicio ayuda a otras afecciones que pueden causar disfunción eréctil. Aumenta el flujo sanguíneo y ayuda a reducir el estrés y el peso. Empieza desde donde estés. Un proveedor de atención médica puede ayudarte a crear un plan adaptado a tus capacidades.
  • Deja de beber o reduce el consumo.El alcohol puede afectar a la disfunción eréctil. Si decides beber alcohol, la clave es el equilibrio. En los adultos sanos, eso significa hasta una bebida al día en el caso de los hombres mayores de 65 años. O bien, hasta dos tragos al día para los hombres menores de 65 años.

Comentarios

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »