46.6% de los bajacalifornianos sufren obesidad: IMSS

Los grupos de edad que padecen obesidad han aumentado paulatinamente, indicó la doctora Marisol Silva Bastidas, coordinadora auxiliar médico en Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California (IMSS).

“Desde años atrás ha sido un problema, no ha sido exclusivo en la pandemia, la prevalencia de grupos de edad se ha estado incrementando paulatinamente año con año, y no solamente en los niños, sino en todos los grupos de edad, estamos hablando desde niños, adolescentes, personas en edad laboral y personas de la tercera edad”, agregó.

La coordinadora mencionó que la principal enfermedad en México es la diabetes mellitus, hace 10 años este padecimiento iniciaba principalmente en la población entre los 30 a 40 años de edad. Actualmente se registra que la diabetes mellitus inicia desde la infancia y adolescencia.

Silva Bastidas destacó que a nivel nacional 38.7% de la población sufre de obesidad en promedio, sin embargo, Baja California tiene un porcentaje muy por arriba de la media con 46.6%.

Además, agregó la coordinadora, hay una carga hereditaria en la raza latina, pues es más propensa a sufrir diabetes e hipertensión. Sin embargo, estos padecimientos pueden evitarse llevando un control de peso adecuado.

“Los científicos han realizado muchos artículos de investigación. Nosotros tenemos una predisposición para enfermedades como resistencia a insulina y la intolerancia a los carbohidratos que es lo que ocasiona a esta enfermedades, pero todo esto se puede prevenir”, explicó.

Yesenia Espinoza, presidenta del Colegio de Medicina General de Baja California, explicó que la obesidad se agravó con el confinamiento que vivió gran parte de la población debido a la pandemia por Covid-19. Principalmente los trastornos de depresión y ansiedad generan que las personas lleven una mala alimentación, agregó.

“El mismo aislamiento que tuvimos en el hogar nos fue llevando a desencadenar ansiedad y en otros casos depresión. Hay que recordar que el ser humano es sociable por naturaleza, el estar alejado de las demás personas con las que interactuamos nos va cambiando el estado anímico, eso origina ansiedad, no nos ejercitamos, no recibimos algún tratamiento terapéutico, y la ansiedad muchas veces la encaminamos comiendo”, detalló.

Como fue mencionado, la obesidad ha ido incrementando en grupos etarios más jóvenes, ante esto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha iniciado con campañas que prevengan la obesidad en los menores principalmente.

“Queremos atacar la obesidad en el grupo infantil para disminuir el riesgo de la prevalencia. No necesariamente un niño obeso será un adulto obeso si lleva un control de peso. Muchos de los problemas es que la alimentación que reciben en casa y escuelas tiene un alto contenido de calorías y de grasas”, mencionó Silva Bastidas.

Por su parte, la doctora Espinoza estimó que 70% de los niños que actualmente sufren obesidad continuarán con esta enfermedad en su adultez, esto provocará una población adulta enferma.

“La obesidad es una enfermedad, no es un estado físico ni estético, eso ya fue dicho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace décadas, hasta que nos empiezan a doler las articulaciones nos acostumbramos a vivir así, y como vemos a nuestro alrededor y todo mundo sufre obesidad lo normalizamos”, expresó.

La presidenta del Colegio de Medicina General estableció una pregunta: ¿Están preparadas las instituciones de salud pública para enfrentar los padecimientos que son consecuencia de la obesidad?

“Debemos recordar que no se han construido más hospitales o más unidades de salud y la población en Tijuana ha ido aumentando. El hospital es un nivel secundario, el nivel primario son las clínicas periféricas, un paciente con diabetes e hipertensión es atendido en un nivel primario con su médico familiar o general”, explicó.

Cuando un paciente debe ser atendido en el nivel secundario, hospitales, es porque ya sufre una complicación o problemática, por lo que es importante establecer estrategias de prevención.

“El segundo nivel sería amputar, realizar diálisis o hacer cirugías, lo que debemos hacer es prevenir, si el paciente diabético lleva un control y baja de peso”, agregó.

El IMSS está preparado para atender a la población creciente que sufre de obesidad, mencionó Silva Bastidas, sin embargo, actualmente se han realizado campañas para prevenir esta enfermedad.

“Queremos que acudan al control de peso en la Unidad de Medicina Familiar. No debo tener hipertensión, diabetes o sentirme mal para ir a consulta, puedo hacer uso de estos servicios que tenemos a disposición para detener el avance de la obesidad y sobrepeso”, detalló.

Para finalizar, la doctora Espinoza opinó que es importante que el gobierno inicie nuevamente con la publicidad de salud que genere conciencia en la ciudadanía sobre la prevención de la obesidad.

“Hay ciertas áreas en las que el gobierno debería pagar publicidad porque va a invertir para el futuro. Eso ayudará a la población a que tome un poco más de conciencia en su estado de salud. El estado de salud como derecho todo mundo lo quiere ejercer, pero también tenemos obligaciones, y es mi obligación mantenerme sano”, finalizó.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »