La obesidad cuesta 5.3% del PIB

México ocupa el primer lugar de impacto económico en proporción del PIB a consecuencia de quienes padecen sobrepeso y obesidad. Es decir, pierde 5.3 por ciento de sus ingresos nacionales cada año por la ausencia laboral que genera esos padecimientos, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Por otro lado, nuestro país podría revertir que 290 mil personas caigan en enfermedades crónicas como consecuencia del sobrepeso y obesidad, así como ahorrar 465 millones de pesos al año en costos sanitarios si se impulsa un combo de medidas de etiquetado de productos más actividad física y programas de bienestar en el trabajo, sugirió el organismo.

Al participar en el primer Congreso de Obesidad, organizado por el Instituto de Investigación de esa enfermedad del Tec de Monterrey, el representante de la organización, Frederico Guanais, dijo que una medida como reducir 20 por ciento el consumo de alimentos con altos azúcares, sal, calorías y grasas saturadas sería una intervención que podría evitar 1.4 millones de enfermedades no transmisibles hacia el año 2050, casi dos mil millones de pesos mexicanos ahorrados al año en costes sanitarios y 71 mil trabajadores adicionales que estarían de tiempo completo en sus trabajos.

En su presentación, el director Adjunto de la División de Salud de la OCDE, señaló que “el dato alarmante es que los mexicanos viven 4.2 años menos que el promedio de los habitantes de los países de la OCDE” a consecuencia de ambas enfermedades.

La organización considera que para nuestro país se trata de “un problema socialmente contagioso porque hay grupos socioculturales que viven con obesidad, de manera que la obesidad es una enfermedad que se contagia entre esa población y hasta ahora no hay política pública”.

Frederico Guanais, dijo que la enfermedad de sobrepeso y obesidad en nuestro país está ocasionando “problemas graves de salud pública”.

Reconoció que se ha hecho mucho pero hay que hacer más, “hay que reforzar las políticas actualmente en vigor y colmar las lagunas políticas en determinados ámbitos”.

Además de integrar paquetes de política para promover una dieta más sana y un estilo de vida activo, específicamente los que modifican el entorno, son una excelente inversión”, añadió.

Citó que México tiene el más alto costo de impacto en el PIB porque tres de cada diez mexicanos tienen sobrepeso y obesidad entre los países de la OCDE.

Indicó que hasta ahora los gobiernos han generado políticas públicas, pero “no son políticas eficaces”.

Expresó que se vive un “entorno es demasiado obesogénico” que sigue creciendo y en este momento consume nueve por ciento del gasto que se dedica a salud.

Agregó que una inadecuada dieta, el sedentarismo y la baja actividad física explican el aumento de sobrepeso en los últimos años, en donde la mitad de los adultos no tiene una dieta saludable, dos de cada cinco personas no consumen frutas ni verduras y 40 por ciento de la población pasa hasta siete horas viendo la televisión o en actividades sedentarias.

Comentó que emprender acciones no aisladas –como el etiquetado de producto en el mercado– sino que sean complementarias, podría generar un retorno de hasta seis veces por cada peso que se aplique en acciones preventivas.

Previo a su conferencia, el rector general del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, David Garza, encabezó la ceremonia de lanzamiento del primer Instituto de Investigación de Obesidad en el país.

Refirió que la aspiración del Tec es que dentro de unos años se brinden resultados de investigación, emprendimiento tecnológico y diseño de políticas públicas en temas de relevancia para México y la salud de sus ciudadanos.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Translate »