Resurgen estos síntomas inusuales de la variante Ómicron

Por: Selena Rivera / Los Angeles Times

La variante Ómicron del SARS-CoV-2 es la última cepa del coronavirus en ser designada como una “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dijo que se están realizando estudios mientras los asesores continúan monitoreándola.

Ómicron, la nueva variante de COVID-19, llamada B.1.1.529, se ha detectado en al menos 20 países desde su surgimiento y cada vez más naciones notifican casos con una combinación inusual de mutaciones que pueden permitir que se extienda más rápido, por lo que se clasifica como una variante de preocupación altamente transmisible, aunque sus riesgos reales aún no se comprenden.

La evidencia preliminar sugiere que plantea un mayor riesgo de que las personas que ya han tenido COVID-19 puedan contraerlo nuevamente, dijo la OMS.

Al igual que con cualquier variante nueva, eso significa determinar si Ómicron, que tiene un número inusualmente alto de mutaciones, es más fácilmente transmisible, tiene mayor capacidad de evadir los tratamientos COVID y la inmunidad natural o inducida por vacunas, o podría causar una enfermedad más grave.

Por su parte, los médicos en Sudáfrica que dieron la primera alarma sobre la cepa han sugerido que los síntomas de la variante podrían ser más leves que los causados por la variante Delta.

Entre los síntomas inusuales, según los expertos en salud, se encuentra la fatiga extrema y el pulso alto, que pueden ir acompañados por los síntomas ya conocidos de las cepas anteriores.

El martes, la OMS recomendó que “las personas que no se encuentren bien o que estén en riesgo de desarrollar una enfermedad COVID-19 grave y morir, incluidos aquellos de 60 años o más, o con comorbilidades (por ejemplo, enfermedad cardíaca, cáncer y diabetes), deben posponer los viajes”. Asimismo, la OMS desaconsejó una vez más las prohibiciones generales de viajes.

Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), ampliaron su guía sobre la vacuna COVID el lunes, y advirtieron que “Todas las personas mayores de 18 años deben recibir una vacuna de refuerzo ya sea 6 meses después de su serie inicial de Pfizer o Moderna o 2 meses después de su vacuna J&J”.

No obstante, StéphaneBancel, director ejecutivo de Moderna, dijo a los medios de comunicación el martes que cree que las vacunas COVID existentes ofrecerán menos protección contra la variante Ómicron que contra versiones anteriores del virus.

“Creo que será una caída”, dijo al Financial Times en una entrevista.

Asimismo, The Washington Post informó el martes que la administración Biden está planeando requisitos de prueba más estrictos para todos los viajeros que ingresan a Estados Unidos, incluidos los estadounidenses que regresan a casa desde el extranjero.

A la luz de un caso de la nueva variante en San Francisco, las autoridades del condado de Los Ángeles dijeron que los laboratorios de Salud Pública se están coordinando con el laboratorio estatal para la identificación de Ómicron con muestras de pruebas. Actualmente, cada semana se secuencian entre 1.500 y 5.000 muestras positivas de residentes del condado y los resultados se informan tanto al condado de Los Ángeles como al estado.

“Salud Pública seguirá dependiendo de la red de laboratorios comerciales y de salud pública para garantizar que se reciba una evaluación representativa de las variantes prevalentes en el condado”, se lee en el comunicado más reciente.

Por ahora, Delta sigue siendo la variante predominante que representa casi todos los especímenes secuenciados, según el condado de Los Ángeles.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit