Covid-19 afectó salud mental de los mexicanos, desencadenó ansiedad y depresión: OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estimó que por a pandemia del covid-19, en México se desencadenó una escalada de síntomas de depresión y ansiedad en la población muy graves, convirtiéndose en uno de las principales naciones afectadas por enfermedades mentales.

La OCDE señaló, con base en una encuesta que integra el informe “Mentes en forma, trabajos en forma”, que como resultado de la crisis sanitaria, la población de México es ahora la que mayores niveles de ansiedad reporta entre los países que la integran.

Se estima que el 50% de sus habitantes presentan dicho padecimiento, mientras que el año previo a la pandemia, dicha proporción era de 15%.

En cuanto a la depresión, su prevalencia se multiplicó por nueve. Antes de la covid-19, alrededor de 3% de la población en México reportaba síntomas de esa enfermedad, ahora se encuentra en 27%, sólo detrás de Corea y Suecia, consigna la OCDE.

Derivado de una encuesta, el 45% de los consultados en México dijo estar de acuerdo con que “cualquier persona con antecedentes de salud mental debe ser excluida de los cargos públicos”.

Con ello, la proporción de personas en México que se dijo dispuesta a discriminar por padecimientos que afectan a la mitad de la población se ubica por arriba del 25% del promedio de la OCDE y de cualquiera de sus integrantes, como Colombia o Estados Unidos.

El informe “Mentes en forma, trabajos en forma”,  recalca que la crisis de Covid-19 ha resultado en un fuerte aumento en los niveles de angustia mental. “Una de las principales causas ha sido la interrupción de la educación y el trabajo”, por lo que se requiere invertir más en salud mental y dar apoyos específicos para los jóvenes y quienes perdieron su empleo o parte de sus ingresos, acota.

El documento revela que las intervenciones de salud mental en los países de la OCDE suelen llegar “demasiado tarde para las personas con afecciones de salud mental”; esto pese a que los costos económicos de dicha negligencia representan más del 4.2% del producto interno bruto, y más de un tercio de esto se debe a las tasas de empleo más bajas y al impacto en la productividad de las personas.

Incluso, previo a la pandemia, las personas con problemas de salud mental tenían un 20% menos de probabilidades de tener empleo y se les pagaba un 17% menos que sus contrapartes sin problemas de salud mental, detalla el informe.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

¡No hay eventos!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit