La mitad de los niños menores de 6 años en EEUU tiene niveles detectables de plomo en la sangre: por qué es peligroso y cómo evitarlo

Poco más de la mitad de los niños menores de 6 años en EEUU tienen niveles detectables de plomo en la sangre según un estudio publicado en JAMA Pediatrics que revela que aquellos que viven en comunidades más pobres tienen niveles de exposición más elevados.

El hallazgo preocupa porque se ha determinado que concentraciones -incluso bajas- de este elemento mineral que se usa en variedad de productos y está presente en todas partes del medioambiente pueden alterar el desarrollo cognitivo infantil, así como generar otros graves problemas de salud.

No por casualidad tanto los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud determinaron que no hay niveles seguros de exposición al plomo.

Esta es la primera investigación que analiza la asociación entre la exposición al plomo y factores comunitarios.

Tras analizar muestras de sangre de más de 1 millón de niños entre octubre de 2018 y febrero de 2020, los científicos encontraron que el 51% tenía niveles detectables de plomo en el flujo sanguíneo y que la incidencia era mayor en las comunidades negras e hispanas, en comparación con las blancas (58% y 56% respectivamente versus 49% para los blancos).

2% tuvo niveles mayores o iguales a 5 microgramos por decilitro en la sangre, el nivel a partir del cual la exposición se considera elevada.

Los estados con mayor proporción de niños con niveles detectables de plomo fueron Nebraska (83%), Missouri (82%), Michigan (78%), Iowa (76%) y Utah (73%).

“Estos hallazgos confirman que todavía tenemos un largo camino para terminar el envenenamiento de los niños en EEUU”, recalcaron los especialistas Philip Landrigan y David Bellinger en un editorial que acompaña el estudio reseñado por Axios, agregando que los resultados también corroboran “la inaceptable presencia de drásticas disparidades en la exposición al plomo en los niños por raza, étnica, ingreso y código postal -mucho como legado de décadas de racismo estructural”.

A raíz del estudio, la Agencia de Protección del Medioambiente de EEUU (EPA por sus siglas en inglés) anunció este lunes una iniciativa para asegurarse de que los constructores de vecindarios de bajos recursos estén entrenados en cómo eliminar el plomo de viviendas construidas antes de los años 70, cuando todavía estaba presente en la pintura (que es la principal -aunque no la única- fuente de exposición al plomo en niños).

¿Por qué es tan peligroso el plomo para los niños y cómo protegerlos? Lo explicamos

¿Qué es el plomo?

Un “veneno” imperceptible, pero peligroso

Un elemento natural que se encuentra en pequeñas cantidades en la corteza terrestre. Si bien tiene algunos usos beneficiosos, puede ser tóxico para los humanos y los animales, lo que causa efectos perjudiciales en la salud, explica la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA por sus siglas en inglés).

¿Dónde está presente? 

Por todas partes

Aunque no lo podamos ver, el plomo está prácticamente en todas partes del medioambiente, incluyendo en la mayoría de las casas (cerámica, tuberías, algunas pinturas, soldaduras, gasolina, baterías y hasta cosméticos).

La mayor parte de la exposición a este elemento ocurre por actividades humanas como el uso de combustibles fósiles.

En el pasado, se empleaba en la fabricación de gasolina, pintura, cerámica, soldadura de tuberías y otros. A medida que se fueron conociendo sus repercusiones para la salud, se eliminó o redujo considerablemente de estos productos.

Los estándares reglamentarios federales y estatales han ayudado a reducir la cantidad de plomo que suele haber en el aire, el agua potable, el suelo, los productos de consumo y los alimentos.

Pero todavía es una amenaza latente, tal y como revelan los resultados de un estudio reciente que determinó que la mitad de los niños estadounidenses tienen niveles detectables de este elemento tóxico en la sangre.

¿Por qué es peligroso para la salud de los niños?

Genera “daños graves” en su crecimiento y desarrollo cognitivo

El plomo puede afectar la salud de cualquiera, pero particularmente la de los más pequeños.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades puede causar “daños graves” al cerebro y al sistema nervioso, retrasos en el crecimiento, bajo coeficiente intelectual, hiperactividad, problemas de comportamiento, fallas auditivas y anemia.

En las embarazadas puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo y causar problemas en el desarrollo del feto.

“No hay cantidad de plomo que sea segura en los niños”, recalca la entidad federal.

¿Cómo pueden entran en contacto los niños con el plomo?

De muchas maneras

Como los niños son más propensos a introducirse objetos en la boca, los hace más susceptibles de entrar en contacto con pintura o polvo con plomo.

Una de las formas comunes en que se pueden exponer al plomo es mediante el contacto con la pintura vieja con plomo que se haya descascarado o pulverizado en las casas o los edificios.

Esto puede ocurrir de manera directa si tragan esos pedacitos de pintura que contienen plomo. Pero es más frecuente que se expongan al tragar polvo de la casa o tierra contaminados con pintura con plomo. Esto sucede cuando la pintura se descascara y requiebra formando partículas de polvo con plomo que se mezclan con el polvo y la tierra adentro y alrededor de las casas.

No es la única manera; otras fuentes de exposición, según los CDC, son:

  • Remedios caseros tradicionales, como el azarcón y la greta, muy usados por los hispanos para tratar el malestar estomacal o la indigestión;
  • Dulces importados y envolturas de dulces;
  • Juguetes y joyas de juguete importados;
  • Cosméticos importados;
  • Cerámicas;
  • Agua para beber contaminada con plomo que se filtra de tuberías de plomo, soldaduras, grifería de bronce o válvulas;
  • Productos de consumo, incluidas teteras y minipersianas de vinilo.

¿Cómo evitar la exposición de los niños al plomo?

La prevención es esencial

Asegúrate de revisar las superficies pintadas para evitar que presenten deterioro.

Repara las tuberías y los problemas de plomería con celeridad.

Limpia con frecuencia puertas, ventanas, paredes y gavetas para mantenerlas libres de polvo.

Lava los teteros y juguetes con frecuencia.

Enseña a tus hijos a quitarse los zapatos y lavarse las manos apenas lleguen a casa, especialmente si han estado jugando al aire libre.

Si en casa hay renovaciones o remodelaciones, asegúrate de que los contratistas sigan normas de seguridad para evitar la exposición al plomo.

¿Qué hacer si sospechas que tu hijo ha estado expuesto a altos niveles de plomo?

Habla con el médico para que le hagan una prueba de sangre

La mayoría de los niños con plomo en la sangre no tienen síntomas inmediatos. Si crees que tu hijo ha podido estar expuesto, lo mejor es que consultes a tu médico y le hagas una prueba de sangre. Otra alternativa es evaluar tu casa para fuentes de plomo.

Comentarios

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit