Cuáles son los síntomas más comunes en niños y adolescentes positivos en COVID-19

Reconocer los síntomas del coronavirus en niños y adolescentes no es fácil. A los síntomas conocidos de tos, fiebre, mareos, cansancio, dificultad para respirar, se añaden labios agrietados, dolor de garganta, moqueo nasal, molestias musculares, hasta pérdida del sentido del gusto y del olfato.

 

Si los niños son muy pequeños es difícil reconocer todos los síntomas, muchos de ellos se parecen a un resfriado común, y puede llevar a confusión. En los más mayores es más fácil saber si tiene síntomas asociados no sólo por lo que cuenten, sino también por su interacción social.

 

Síntomas del síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C)

 

Algunos niños están presentando síntomas causados por la inflamación que produce el coronavirus en todo el cuerpo, incluso varias semanas después de haberse infectado con el virus. Es lo que se denomina síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C). Las investigaciones siguen desarrollándose mientras los médicos tratan de averiguar cómo se relacionan estos síntomas con una infección por coronavirus.

 

Síntomas y cuándo acudir al médico

  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Vómitos o diarrea
  • Erupción en la piel
  • Dolor de cuello
  • Ojos rojos
  • Sentirse muy cansados
  • Labios rojos y agrietados
  • Manos o pies hinchados
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Parece estar muy enfermo
  • Tiene problemas para respirar.
  • Está confundido o muy adormilado
  • Tiene dolor de pecho
  • Tiene la piel fría, sudorosa, pálida o manchada
  • Está mareado
  • Tiene mucho dolor abdominal

 

Investigación en Estados unidos

 

Según el diario The New York Times, la gran mayoría de los niños que han enfermado en Nueva York dieron positivo a la prueba de infección activa por COVID-19, o han presentado anticuerpos que sugieren que estuvieron expuestos al virus en algún momento. Algunos niños han dado negativo tanto a la prueba de infección activa como la de anticuerpos, y no está claro qué significa. Es posible que estas pruebas negativas fueran imprecisas, dijo Eva Cheung, cardióloga pediatra y especialista en cuidados intensivos en el Hospital Infantil Presbiteriano Morgan Stanley de Nueva York, que hasta ahora ha tratado a más de 35 pacientes con el síndrome.

 

El síndrome inflamatorio pediátrico también se parece mucho al síndrome de shock tóxico, que ocurre cuando el cuerpo entra en shock porque ha sido expuesto a toxinas liberadas durante infecciones bacterianas. Para George Ofori-Amanfo, jefe de división de cuidados intensivos pediátricos en el Hospital Infantil Kravis Monte Sinaí, dijo que ninguno de los pacientes en el hospital tenía evidencia de una infección bacteriana en su cuerpo, por lo que era probable que el síndrome inflamatorio pediátrico, de nuevo, se pareciera al síndrome de shock tóxico, pero en realidad no era lo mismo.

 

Cómo reconocer los síntomas en los niños

 

El nuevo síndrome inflamatorio pediátrico es fácil de detectar; sus síntomas son lo suficientemente graves como para distinguirlos. Todos los pacientes presentaron una fiebre de 38 grados o más que no bajaba.

 

La mayoría de los niños también desarrolla un dolor abdominal grave que empeora progresivamente con el tiempo. No es el dolor de estómago común en los niños, sino un dolor intenso que con frecuencia está acompañado de vómito y diarrea. Para algunos niños, el dolor ha sido tan intenso que los padres y los médicos asumieron que el niño padecía apendicitis y necesitaba cirugía.

 

Otras características que se han visto es que los niños que presentan el síndrome en ocasiones también tienen los ojos rojos, labios agrietados, llagas en la lengua, y pies y manos inflamados; además de dolor muscular y no tener ganas de caminar.

Comentarios

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit