¿Cómo te puedes contagiar de COVID-19 en un salón de clases?

El New York Times publicó un estudio que detalla que para reabrir las escuelas hay que abrir las ventanas y así evitar contagios de coronavirus (COVID-19) en un salón de clases.

El estudio señaló que la clave para que un salón de clases sea seguro es mantener las ventanas abiertas.

Explica que el aire corre en un salón de clases con las ventanas completamente cerradas a pesar de usar cubrebocas y de que haya sana distancia, todos respiran el mismo aire, suponiendo que hubiera un estudiante infectado.

Los aerosoles que se exhalan se dispersan en el salón en poco tiempo, el lugar alcanza su pico de aire contaminado, si solo entra un poco de aire fresco, los aerosoles seguirán circulando en el salón.

La corriente de aire será contaminada porque no hay ventilación adecuada.

Si se abre una ventana, la concentración permanece más densa cerca del estudiante infectado y se reduce la exposición, pero no por completo.

Si el salón tiene las ventanas cerradas, los contaminantes no tienen a donde ir, la concentración es mayor arriba donde se eleva el aire caliente, pero los contaminantes se extienden al nivel que respiran los estudiantes.

Si se agrega un ventilador y un filtro de aire, los niveles generales están en su nivel más bajo y se concentran en la parte de la habitación donde sopla el ventilador.

El mejor escenario es mantener un equilibrio, es decir que haya un ventilador que salga por la ventana y no hacia adentro y que se coloque un filtro de aire en la parte trasera o en el centro de la habitación para reducir el riesgo al máximo.

Comentarios

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit