Expertos no recomiendan la aplicación de la vacuna de AstraZeneca en mayores de 65 años

En consonancia con el registro digital de millones de adultos mayores para vacunarse contra el Covid-19 en México, un grupo de especialistas internacionales aseguró que el tratamiento inmunizante de AstraZeneca no debería aplicarse a personas con más de 65 años, ya que los estudios clínicos de la farmacéutica británica no contaron con la suficiente participación de este sector de la población, por lo que su administración no es recomendable.

 

Autoridades sanitarias españolas se unieron a la decisión del gobierno alemán, en torno a no recurrir a la vacuna de AstraZeneca, para distribuir entre los adultos mayores de sus regiones, ya que faltan datos que avalen su eficacia en este grupo vulnerable, al menos por el momento, ya que los voluntarios que formaron parte del ensayo, y que oscilaban en este rango de edad, fueron escasos.

 

Sin embargo, representares de la Asociación Española de Vacunología (AEV) aclararon que no es que consideren que la vacuna no sea segura, sino que hasta que la empresa -con sede en Cambridge- no amplíe sus estudios y demuestre lo contrario, no debería ser aplicada a la población en que no fue experimentada. Es por ello que aseguraron que esperaran a que haya datos estadísticos que constaten su eficacia, para posteriormente, utilizarla en ese grupo de edad, como lo hicieron las farmacéuticas de Pfizer/BioNTech y Moderna.

 

“Aunque la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) la haya aprobado a partir de los 18 años, supongo que también en el desarrollo de la ficha técnica contará ese aspecto, no es que la vacuna ni mucho menos esté contraindicada, pero hasta ahora la eficacia en mayores de 65 años no se puede demostrar”, argumentó Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España.

 

Los investigadores justificaron su preocupación ante la  presencia de la “inmunosenescencia”, un fenómeno que se manifiesta a medida que las personas envejecen: “Nuestro sistema inmunitario responde peor a los estímulos que tenemos, ya sean infecciones, vacunas o lo que sea”, expusieron. “Por eso, hay que demostrar que una vacuna en ese tramo de edad es eficaz, porque si no -se cuestionaron-, ¿para qué la vamos a poner?”.

 

De acuerdo con Pablo Aldaz, portavoz de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), para que las autoridades sanitarias de una región recomienden el uso de una vacuna por su fiabilidad, se requiere una ficha técnica que proporcione la información adecuada. Estas -prosiguió el experto- pasan por un proceso mediante el cual, tendrán que demostrar “con una serie de evidencias científicas” que su administración es segura y eficaz para los distintos sectores de la sociedad.

Sin embargo, para los expertos la ficha técnica de AstraZeneca sigue incompleta. “En su ensayo, Pfizer por ejemplo no tenía participantes mayores, sólo un 4 %, pero al menos los tenía”, expuso Aldaz. Además, ejemplificó que así como a los niños, que tampoco han participado en estas pruebas, y no son incluidos como parte de la población a la cual les será administrada, los adultos mayores no deberían estar contemplados.

 

El especialista recalcó que esto no quiere decir que la vacuna “sea buena o mala”, o que no funcione en población más joven, sólo que no hay evidencia científica de su eficacia en personas mayores. Por ello consideró que AstraZeneca tendrá que pronunciarse y dejar en claro si continuará con el desarrollo de más estudios y ensayos que esclarezcan la seguridad de su inmunizante.

 

“Desde el punto de vista de la seguridad no creemos que vaya a haber problema, no va a haber mucha diferencia entre una persona de 60 años y una de 70 años pero queda la duda de la eficacia”, ahondó el portavoz de Semfyc.

 

Esta situación no alteraría, según Aldaz, el plan de vacunación actual de las ciudades, ya que están “bien cubiertos” y que la estrategia consistirá en aplicar a las personas que pertenecen a la población vulnerable, los fármacos de Pfizer y Moderna. “Lo que tenemos que transmitir es que no es una vacuna mala, no es un problema de seguridad ni muchísimo menos, es un principio de precaución, nada más”, puntualizó.

Comentarios

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit