Alerta mundial sobre el impacto de ciertas drogas en el covid-19

Los cuatro principales grupos drogas de abuso en las que se aspiran vapores generan daño a nivel del epitelio pulmonar y pueden afectar de modo relevante en caso de covid-19.

 

Selene Huerta, profesora e investigadora en Cuciénega-Universidad de Guadalajara (México) y miembro del comité organizador, Congreso internacional de Farmacia Clínica

 

En el marco del Congreso internacional de Farmacia Clínica y Toxicología, organizado entre el 3 y el 5 de diciembre, Selene Huerta, profesora e investigadora en Cuciénega- Universidad de Guadalajara (México) y miembro del comité organizador, ha destacado las aportaciones con nuevas alertas sobre el consumo de drogas y su relación con la covid-19. En este sentido, una estimación epidemiológica del año 2017 indicaba que cerca de un 5,5 por ciento de la población mundial consume drogas de abuso, perdiéndose a nivel mundial más de 42 millones de años de vida sana, producto del consumo de sustancias prohibidas. Y, en la actualidad, y producto además de la pandemia por coronavirus, este hecho cobra vital relevancia, ya que este virus ataca las vías respiratorias y parece tener una tasa de mortalidad superior a la de la gripe estacional.

Los cuatro principales grupos drogas de abuso que se utilizan aspirando los vapores -derivados del opio u opiáceos, derivados anfetamínicos, cocaína base y cannabis-, generan en mayor o menor medida daño a nivel del epitelio pulmonar y pueden predisponer a una EPOC, “lo que afecta de manera relevante en términos de contraer la covid-19”. También se describió la evolución del consumo de cannabis en especial en jóvenes y adolescentes y como afecta al desempeño normal del aparato respiratorio. Para Huerta, “existe un gran problema a nivel mundial con la marihuana al presentarla como una droga inocua, cuando presenta multitud de problemas y trastornos psiquiátricos en sus consumidores, sobre todo jóvenes”.

Relacionado con la covid-19, la especialista apunta que se está produciendo una auténtica “sindemia”, que implica el agravamiento de una condición de salud por el medio social, económico, ambiental, político o sanitario en la cual está inmersa una población determinada. Según Huerta, se puede concluir que, en estas circunstancias, las clases sociales con menos recursos son las más desprotegidas y, por ejemplo, los niños con estas condiciones no tienen acceso a educación virtual. En este escenario, muy probablemente serán los últimos en recibir la vacuna.

Este congreso internacional de Farmacia Clínica y Toxicología ha sido organziado por la Sociedad Española de Farmacoterapia y Atención Farmacéutica (SEFAF), la revista OFIL/ILAPHAR, y las universidades Autónoma Metropolitana- Xochimilco y Autónoma de San Luis Potosí, ambas en México.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

No event found!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit