Protocolos de seguridad en vuelos tras pandemia por coronavirus

La contingencia sanitaria derivada de la pandemia por coronavirus ha obligado a extremar las medidas sanitarias y con ello a actualizar los protocolos de vuelos.

Entre algunas de las disposiciones que han llegado para quedarse está el uso de cubrebocas a bordo, una sugerencia a la que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) dio su visto bueno.

La mascarilla no sería la única medida que tomarían las aerolíneas. También se llevará a cabo revisión a los pasajeros antes de volar para asegurarse de que no tengan fiebre.

A manera particular, la línea holandesa KLM pide una declaración jurada de salud a los pasajeros que viajan desde zonas de riesgo de Covid-19, y puede negarse a llevar a quienes considere con síntomas.

Air France eliminó el privilegio de abordar primero de la clase ejecutiva y completa el pasaje desde la parte trasera del avión hacia adelante para evitar aglomeraciones en los pasillos.

Ryanair prohibió las filas de espera para usar el baño y pide que los pasajeros levanten la mano cuando quieran hacerlo.

China Southern y otras empresas no ubican pasajeros en el asiento intermedio entre el de ventanilla y el de pasillo para mantener la distancia social.

Xiamen Air reserva sus últimas tres filas de asientos para pasajeros enfermos.

El personal a abordo de Qatar Airways lleva equipo de protección personal contra peligros biológicos.

“A medida que se relajan las medidas de confinamiento, las aerolíneas trazan un camino para salir de la hibernación, que incluye la reformulación de rutas y servicios y busca un equilibrio entre los protocolos de seguridad y el desafío de convencer a los pasajeros de abordar el espacio cerrado de una aeronave durante una pandemia”, así lo manifestó en su portal The Wall Street Journal (WSJ).

Muchas aerolíneas han eliminado las revistas de abordo, reducido o suspendido el servicio de bebida y comida y ordenado el descenso del avión en grupos de pasajeros para evitar que se apiñen en el apuro por salir. Los ejecutivos estiman que, debido a la escasa demanda, se realizarán menos vuelos directos que se reemplazarán por tramos con escalas.

Incluso se ha diseñado un prototipo de panel de acrílico que separe a los pasajeros. El ingeniero aeronáutico francés Florian Barjot patentó PlanBay, una estructura que se puede agregar transitoriamente a los aviones sin cambiar su diseño interior, pero que en la práctica elimina el asiento del medio: allí se monta el separador de plexiglas para crear distancia social entre los pasajeros.

Por su parte la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), informó mediante un comunicado en su sitio oficial sobre la aeronavegación post-pandemia que “no apoya medidas obligatorias de distancia social que dejen vacíos los asientos del medio”, y en cambio “apoya el uso de cubrebocas para los pasajeros y máscaras faciales para la tripulación mientras se permanezca a bordo como una parte central de un enfoque de varias medidas de bioseguridad para implementar de manera temporal”.

Comentarios

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit