Todo lo que hay qué ver y comer en este estado bendecido por el Mar de Cortés y el Océano Pacífico vale la pena, como la Ruta del Vino, que comprende los valles de Guadalupe, San Antonio de las Minas, Ojos Negros, Santo Tomás, San Vicente, La Grulla, Tanamá, Las Palmas y San Valentín (Ubicados entre Ensenada y Tecate).

Sus vitivinícolas complementadas con restaurantes y pequeños comercios entregan degustaciones acompañadas de quesos regionales, pan, jaleas, mieles y productos orgánicos de la zona. Si decides pasar por aquí, déjate recomendar por los grupos de amigos que verás disfrutando del ambiente cada día.

Comentarios

Otros Artículos

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

No event found!

Suscribete hoy

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit